Comentarios en articulos de Yoani SAnchez


Immanuel Wallerstein hace una critica del sistema mundial con crisis y sometimiento de unos países por otros.

Este se basa en las aproximaciones teóricas a la historia y la economía de Braudel, que distingue en la sociedad dos tipos de actores económicos, los que producen para el mercado local y los que comercian para mercados en el exterior. Los primeros realizan un servicio , los segundos obtienen ganancias desproporcionadas y son los que llegan a acumular capital.Los defensores del dictatorial y opresivo régimen cubano usan estas teorías. que son opuestas a su doctrina de esclavización y de complicidad con el capital internacional, simplemente ante un publico que perdió su capacidad crítica. Mezclan doctrinas opuestas y sacan consecuencias que momentáneamente les convienen.

 

Mientras Braudel diferencia entre el empresario y el capitalista, el régimen cubano persigue a todo empresario y de esta manera se asegura un pueblo cubano miserable.

Sigue leyendo

EL PODER MUNDIAL


 

El “poder mundial” no es un ente único, sino la resultante de varios poderes nacionales unas veces en pugna otras en cooperación.

Ademas de los distintos Estados, existe una clase capitalista que se beneficia del comercio internacional, en primer término por que las mercancías no tienen el mismo valor en distintos países. Esto por varias razones culturales, nivel de división del trabajo en cada país, costumbres de trabajo, y otros. El comerciante internacional vive de estas diferencias y se apropia de un valor que no ha trabajado ni producido. Un ejemplo de esto es el intercambio de espejos por oro. El espejo vale muy poco para el visitante nuevo, mientras que el oro tiene un gran valor. Para el aborigen el oro el lo obtiene a la orilla del rio y tiene poco valor pero el espejo es un objeto misterioso. Sigue leyendo

Huey P Long


A continuación una traducción del libro

“Cada Hombre un rey , autobiografía de Huey P Long”

Nota: Este libro es del dominio público en casi todos los países del mundo, excepto en Estados Unidos. Si usted es residente de ese país, debe abstenerse de descargarlo. También puede insistir ya que en Estados Unidos los panfletos políticos no tienen derechos de autor y el autor dice que escribe su Autobiografía para evitar que otros denigren políticamente de él. Lo cual permite disputar sobre la no existencia de derechos de autor.

Download

Descargar

Prefacio

Sigue leyendo

Robert F. Kennedy: Sobre el Producto Interno Bruto


Robert F KennedyRobert Francis Kennedy, en plena campaña presidencial, haría retumbar los oídos de los estadounidenses, con un discurso sobre el Producto Interno Bruto (PIB), también conocido como Producto Nacional Bruto en países como Argentina (PNB)… Nunca sabremos cuál era su propuesta respecto a la transformación del mecanismo económico y por ende social de los Estados Unidos en los años sesenta y setenta.

“Nuestro PIB tiene en cuenta, en su cálculos, la contaminación atmosférica, la publicidad del tabaco y las ambulancias que van a recoger a los heridos de nuestras autopistas. Registra los costes de los sistemas de seguridad que instalamos para proteger nuestros hogares y las cárceles en las que encerramos a los que logran irrumpir en ellos. Conlleva la destrucción de nuestros bosques de secuoyas y su sustitución por urbanizaciones caóticas y descontroladas. Incluye la producción de napalm, armas nucleares y vehículos blindados que utiliza nuestra policía antidisturbios para reprimir los estallidos de descontento urbano. Recoge […] los programas de televisión que ensalzan la violencia con el fin de vender juguetes a los niños. En cambio, el PIB no refleja la salud de nuestros hijos, la calidad de nuestra educación ni el grado de diversión de nuestros juegos. No mide la belleza de nuestra poesía ni la solidez de nuestros matrimonios. No se preocupa de evaluar la calidad de nuestros debates políticos ni la integridad de nuestros representantes. No toma en consideración nuestro valor, sabiduría o cultura. Nada dice de nuestra compasión ni de la dedicación a nuestro país. En una palabra: el PIB lo mide todo excepto lo que hace que valga la pena vivir la vida.”

Tomado del libro “El arte de la vida” de Zygmunt Bauman; Ediciones Paidós Ibérica SA, 2009

Eso es el marxismo


Complemento a la respuesta a Nayib Ayaach

 

Cuando se habla de economía se refiere a intercambio de equivalentes.  Una relación de equivalencia por su característica de transitividad, se extiende y unifica una totalidad y se forman objetos donde existen leyes. Todo esto siempre que se conserven las relaciones de equivalencia.

Einstein pudo desarrollar su teoría cuando supo seleccionar las relaciones de equivalencia en la física, por ejemplo como la conservación del centro de masa y a partir de allí construyó el conjunto de relaciones que resolvieron la representación del mundo físico.

En la economía local tenemos relaciones de equivalencia y de conservación del valor en un medio donde todos están de acuerdo con el valor de la mercancía que en general es “trabajo humano”. Estas economías locales son interconectadas por elementos que no pertenecen a esas economías locales y que comercian en función del dinero. Estos serían los capitalistas. Sigue leyendo

Respuesta a comentario de Nayib Ayaach


Estimado amigo Nayib
Te agradezco  la nota en este texto y procedo a tratar de responder tomando en cuenta lo más detalladamente que pueda tus observaciones.

La fórmula de Marx no representa la realidad económica

La fórmula W = C + V + P no representa la realidad de la economía actual, tomando en cuenta la economía contemporánea y la de los siglos XVIII y XIX.
La plusvalía es y fue un fenómeno mundial. Esto fue motivo de guerras y conflictos en los que se resolvió quien se quedaba con la mayor parte de esa plusvalía.
Para empezar vamos a hablar de lo que se conoció como la ruta de la seda. Se dió el descubrimiento tecnológico que logró encontrar aplicaciones a la seda que se producía del capullo de un gusano. Luego, se creó un comercio que se abrió paso a lo largo de toda Asia y durante más de mil años fue lo que movió el comercio, las guerras y la creación de ciudades. La plusvalía se movió desde China y después de la India a todo el mundo.

Sigue leyendo

Chávez y G H W BUSH


Muchos no lo reconocerán por estar obnubilados por aquel discurso de Chávez que dijo que Bush hijo olía a demonio. Pero el régimen de Chávez fue impuesto por el imperio y bajo el reinado de los Bush.

Todo se remonta a la preparación del golpe del 4F1992, sistemáticamente los complotados fueron misteriosamente colocados en posiciones de mando, la guardia presidencial fue anulada y no actuó.

Tiempo después Chávez dijo en «Aló, Presidente» del 27 de febrero del 2007, que a su casa en Barinas fueron los miembros de la misión militar de la embajada Americana a celebrarle su ascenso a Teniente Coronel, y en otra alocución dijo que fue a visitar los cuarteles en todo el país para sublevar a los militares en el helicóptero de la Misión Militar norteamericana.

¿Que ganaba el presidente G W H Bush con ese golpe?Chavez Bush

Sigue leyendo

El chavismo es socialismo marxista


“es una infamia decir que el chavismo es socialismo” Esto dice el autor del artículo, ¿pero es verdad?

El socialismo marxista cuando analiza la sociedad “capitalista” dice que el empresario es un parásito, un explotador y en lenguaje de la dictadura cubana un gusano.

Marx repite lo que ya habían declarado científico Ricardo y Adam Smith, que el empresario no produce valor. Ellos con su mucho reconocimiento como Smith y con sus muchas libras como Ricardo le dieron peso a sus conjeturas.

Y siendo un parásito el empresario , no pasa nada si no le pagas.

Sigue leyendo

El comercio desigual con Inglaterra 1830-1910


Quizá el error que se puede distinguir es obviar que América Hispana se “independizó” de España cuando se consolidaba el poder mundial de Inglaterra. En 1814 es derrotado Napoleón y queda victoriosa la rubia Albión, para otros la pérfida Albión.

Las motivaciones del dominador eran muy claras. En la guerra de Sucesión 1713, al ganar Inglaterra no exigió mayores territorios, sino el monopolio del comercio de esclavos. Es decir que en esos tiempos lo que buscaba era relativo a disponer del comercio de la América.

En el libro de Cambridge sobre la diplomacia británica se ven las intrigas de esta nación relativas a la independencia de las colonias de España, y estaban muy claros en que no querían territorios pero sí hicieron y harían la guerra por el dominio del comercio. Sigue leyendo