Las bases esenciales del contrato entre el chavismo y el capitalismo


El marxismo cuando es aplicado a una sociedad, tiene como característica más notoria la destrucción de las empresas. El marxismo confunde las empresas con capitalismo, según su error de considerar que la ganancia de la empresa proviene de trabajo no pagado. De esta manera queriendo acabar con el capitalismo, acaban con las empresas.

Mientras Marx decía esto, los empresarios del siglo XIX lograban una plusvalía relativa usando la mano de obra infantil y femenina, es decir compraban mano de obra mas barata y mientras esta costumbre no se generalizara, obtenían plusvalía.

Entretanto los capitalistas ingleses hacían redituar su capital en negocios con la deuda pública, y en las concesiones comerciales de ultramar, donde obtenían ganancias sobre las manufacturas inglesas mayores que los propios fabricantes. Siempre el bloque capitalista ligado al poder del estado, obteniendo intereses y concesiones de alto rendimiento como las minas y el trafico de esclavos. Los capitalistas también monopolizaban el dominio sobre las materias primas.

Las fabulosas ganancias de los capitalistas escasean el circulante y determinan de esta manera las crisis económicas que van a afectar a toda la sociedad.

En medio de las crisis surgen las revoluciones y los marxistas radicales aplican el marxismo y destruyen las empresas de su propio país. Cuando desaparecen las empresas de un país, se presenta la oportunidad para que los capitalistas obtengan beneficios de las condiciones especiales creadas por los revolucionarios. La destrucción de las empresas de un país de hecho es una ventaja para el resto de los empresarios y capitalistas del mundo.

En 1921, Lenin, abre las puertas a capitalistas europeos que obtenían ganancias exorbitantes con el pago de mano de obra barata. El partido comunista de Lenin garantizaba que no había huelgas ni ningún tipo de protestas. Los sindicatos estaban unificados bajo el control férreo del partido comunista. Esto fue el proceso precursor de la “globalización”-

En los años 1970 Móo Sha Tang comienza su revolución cultural y destruyen las empresas que habían surgido de la era de Liu Shao Shi. De las deplorables condiciones creadas por la Revolución Cultural y las intrigas de Henry Kissinger, se consolida un poder dentro del partido comunista chino que ofrece mano de obra barata para los capitalistas. Luego para los años 90 esto se consolida en un movimiento de las empresas mixtas (Foreign Direct Investments) El Partido Comunista le garantiza a los capitalistas mano de obra barata sin sindicatos, ni prensa y sin ningún control ambiental.

Adicionalmente el partido comunista dividió al país en zonas de desarrollo con acceso prohibido para los que no habitan en esas zonas. Las cifras de las Naciones Unidas dicen de 100 millones de personas que viven ilegalmente en las zonas de desarrollo. Estas personas trabajan como ilegales en condiciones infrahumanas sin ningún tipo de derecho para reclamar frente a las empresas mixtas. Los capitalistas encabezados por Kissinger y su grupo de multimillonarios capitalistas, le cobran peaje a las otras empresas norteamericanas y europeas que participan del festín. Es decir, que mientras los empresarios obtienen las ganancias aumentadas los capitalistas cobran cifras exorbitantes por sus “servicios”.

Las ganancias de los capitalistas en su mayoría dependen del poder del partido comunista para crear estas zonas que dividen a los ciudadanos chinos en de primera y segunda categoría. Si el régimen socialista no pudiera crear esta división entre los chinos sin que nadie pueda protestar, no sería posible la “globalización” o capitalismo del siglo XXI.

De esta manera el contrato entre el partido comunista chino y el capitalismo, tiene como esencia y base fundamental la supresión de las libertades civiles. El régimen comunista chino tiene la capacidad de separar a los chinos por ZONAS EXCLUYENTES, O SEA EXCLUIR A UNA PARTE DE LA POBLACIÓN, sin que haya debate, sin que haya protestas. Y repetimos lo puede hacer porque la única prensa es la del PC, las organizaciones sindicales obedecen al PC, se crean ONG sometidas al PC. Es el régimen de partido único con un solo líder.

Las características de esta relación entre el capitalismo y los nuevos reyes absolutos son:

1. Empresas mixtas, donde el capital recibe todo el beneficio y el apoyo de ser empresas del estado totalitario frente a sus empleados y proveedores.
2. Condiciones de acceso a mano de obra con un valor diferencial con la creación de parias ilegales que trabajen por el mínimo histórico del salario. En China esto se creó con las zonas de desarrollo de acceso restringido.

Estas condiciones dependen del control totalitario del régimen una sola emisora de TV, una sola prensa, sindicatos únicos controlados por el partido, restricciones a Internet.

En Venezuela se están instaurando empresas mixtas del gobierno con el capitalismo. En Falcón y Guayana están instalándose empresas chino-norteamericanas “socialistas”. Ya el gobierno modificó la legislación para permitir las empresas mixtas en petróleo. No conocemos los planes que tienen para la Unión Suramericana. Como van a implantar la exclusión para crear zonas con trabajadores ilegales o como tienen diseñado los planes para la explotación de la mano de obra. Pero lo cierto es que la única garantía que puede ofrecer el chavismo a los capitalistas es la supresión de la prensa opositora, la instauración del régimen de partido único y de esta manera extender este régimen opresivo a toda latino América. Lo único que les puede permitir a los chavistas cumplir los contratos con el capitalismo es acabar con las libertades civiles en Venezuela.

Anuncios

3 pensamientos en “Las bases esenciales del contrato entre el chavismo y el capitalismo

  1. Amigo, el artículo tiene aspectos que puedo compartir, pero no la contradicción entre considerar que los “comunismos reales” desaplicaron el marxismo y el señalamiento de que el marxismo no sirve como teoría. De todas formas reproduciré este artículo en el foro http://cartasvenezolanas.foroactivo.com, mismo al que te invito a visitar, inscribirte y participar. Saludos.

    • El comunismo real de Cuba esta permitiendo que las fuerzas productivas estén en manos privadas, esto lo entiendo como una “desaplicación” de la recomendación del marxismo de “apropiación social de los medios de producción” que estuvo vigente en Cuba hasta los años 80. China en la era de Liu Shao Chi también permitió el crecimiento de la industria privada, lo cual después fue arrasado por la Revolución Cultural, Es en este sentido que planteo la desaplicaión. La crítica del marxismo la puede ver en “Marx errores y sus consecuencias” y en “¿Que es capitalismo?

Deja un comentario tu criterio es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s