Esclavismo del siglo XXI – Versión 2.1


Resumen

Con la instauración del socialismo marxista en la Unión Soviética, todas las empresas privadas fueron decapitadas y las empresas públicas por medio del pago igual a todos los obreros y empleados también fueron reducidas a la nada. Lenin en respuesta a eso, aplicó en 1921 lo que se denominó “Nueva Política Económica” y devolvió muchas empresas a sus antiguos propietarios, permitió la propiedad de los campesinos. La medida que vamos a considerar como la  preparación para el esclavismo es la instalación de empresas extranjeras y la supresión brutal de las huelgas y de las luchas de los trabajadores. Esto último fue criticado por los “comunistas de izquierda”, las empresas extranjeras disfrutaron de una mano de obra regimentada por el partido, con salarios miserables y condiciones de trabajo difíciles. Esto ocurre  luego en China después de la Revolución Cultural. Se reaplicó el marxismo con toda su brutal crudeza y hubo según algunos reportes 40 millones muertos de inanición. En reacción a esto, Moo Scha Tang (en inglés Mao Tse Tung), permite la instalación de empresas extranjeras, que comienzan  a disfrutar del control social totalitario implantado por los marxistas leninistas. Se organiza una diabólica explotación, donde los campesinos de las regiones más remotas son llevados como esclavos a las “zonas de desarrollo”, como indocumentados y a trabajar encerrados en condiciones peores que la esclavitud de todos los tiempos, con los salarios más bajos en la  historia mundial, cero salubridad laboral, trabajo infantil y femenino[1] y contaminación ambiental ilimitada[2]. Esto conforma el esclavismo del siglo XXI.

Sigue leyendo

Anuncios