Eso es el marxismo


Complemento a la respuesta a Nayib Ayaach

 

Cuando se habla de economía se refiere a intercambio de equivalentes.  Una relación de equivalencia por su característica de transitividad, se extiende y unifica una totalidad y se forman objetos donde existen leyes. Todo esto siempre que se conserven las relaciones de equivalencia.

Einstein pudo desarrollar su teoría cuando supo seleccionar las relaciones de equivalencia en la física, por ejemplo como la conservación del centro de masa y a partir de allí construyó el conjunto de relaciones que resolvieron la representación del mundo físico.

En la economía local tenemos relaciones de equivalencia y de conservación del valor en un medio donde todos están de acuerdo con el valor de la mercancía que en general es “trabajo humano”. Estas economías locales son interconectadas por elementos que no pertenecen a esas economías locales y que comercian en función del dinero. Estos serían los capitalistas.

En la economía de equivalencias no hay plusvalía.

La economía de equivalencias es la condición necesaria y suficiente para que una sociedad multiplique su producción

El capitalismo moderno surgió de las ciudades italianas que comerciaban entre la costa de Asia y la costa de Europa. Esta gente acumuló mucho oro y otras mercancías y comerciaba con los Estados europeos. El capitalismo europeo era un parásito de las economías China y de la India.

Los capitalistas son elementos oportunistas sobre lo que ocurre en las distintas sociedades sobre las cuales ellos operan. Tiene un elemento comercial y un elemento militar. Las expediciones sobre el mar mediterráneo eran armadas y en otras oportunidades estaban respaldadas por un poder marítimo suficiente del cual eran tributarias.

En tanto que los capitalistas dependen del poder para su acción se interesan principalmente en influir sobre los cambios de gobierno, en cuyos eventos se resuelve la mayor parte de la plusvalía. Ya sea en una guerra, la muerte y surgimiento de un rey, la elección de un presidente o un parlamento. Los capitalistas participan de la manera más oportunista sin descartar acceder directamente al poder.

El leit motiv del capitalismo es la plusvalía, lo cual no coincide con la producción para el intercambio de equivalentes. Un industrial que produce para un mercado local aunque tenga trabajo asalariado no produce plusvalía. La ganancia que obtiene es la remuneración de su labor en la producción. La misma división del trabajo produce más producción que el trabajo individual y esa es remuneración del empresario. Sin embargo, siendo el empresario miembro de una comunidad, los obreros pueden y lo han hecho reclamar la parte que le corresponde de los beneficios de la división del trabajo. Otros pueden también participar de esa división del trabajo y competir para obtener esa alta remuneración, hasta que se alcanza un límite.

La economía de equivalencias vs la economía capitalista

Que los clásicos de la economía dicen que la fuente del valor de cambio está en la producción y no en el mercado, corresponde con la ciencia del siglo xviii. Con Newton que logró construir una imagen del mundo físico donde el objeto material era eso, un objeto y que sus propiedades son independientes del sujeto que interactúa con ese objeto. Esto te da una imagen del mundo donde cada objeto actúa independientemente del observador. Este modo de pensar, aun hoy en día es predominante, puesto que es el modo “natural” de representar el mundo.

Este enfoque físico empezó a cambiar en el nivel de la física con Mach, Avenario y otros, cuyas ideas fueron tomadas por Einstein y Poincaré, que dan el primer paso al poner el objeto físico en función del observador.

La cuestión es tan profunda que tú puedes decir que tu peso corporal son 80 kilos, pero que una persona que viaja en un automóvil digamos a 100 km/h podría percibir un peso mayor. Asimismo si ves todo lo que Einstein le dedica a la sincronización de relojes, un lapso para ti sería diferente que para el observador que está en movimiento. Y por último las dimensiones percibidas por ti y por el observador en movimiento serían diferentes.

Y como si esto fuera poco, luego nos viene Heissenberg con su principio de incertidumbre que nos dice que la materia está en un estado que si lo logras conocer, cambia de estado. Y aún hay más sorpresas en la representación aceptada del mundo físico.

Esto que nos ha dejado la ciencia dura ha tenido sus consecuencias en las ciencias sociales. Si ves los filósofos de las ciencias actuales, todos los que conozco se refieren al problema de la influencia del sujeto sobre la realidad del objeto que percibe.

Como nota aparte digo que Marx cuando hace su análisis social se adelanta a su época cuando hace depender el comportamiento social de la imagen de la sociedad que se forman sus miembros, de la posición social del sujeto que analiza. Y establece las divisiones en clases, cada una con su representación de la sociedad. Que no son exactas pero muestran un intento de incluir el sujeto social en el comportamiento o en su conciencia social.

Lo que planteo en el transcurso de mis ideas, es que en la ciencia social aparece el sujeto influyendo en lo objetivo que sería la producción de mercancías, es decir que quien produce mercancías lo hace conociendo las capacidades productivas de su entorno económico, pero aquí y ahora, conociendo esas capacidades por propia experimentación.

La economía se construye sobre la base del intercambio de equivalentes, creo que no es difícil estar de acuerdo en que los que intercambian comparten algún patrón de equivalencias. Según relatan, en intercambios entre indios norteamericanos se intercambiaba un caballo más unas mantas por una mujer o una vaca. Sin embargo para cada uno de .los participantes del intercambio, este tiene un significado particular en su valoración del medio que intercambia.

El mercado local y el mercado internacional.

En un mercado local todos los participantes se conocen, conocen las condiciones en que se produce una mercancía y llegan a acuerdos en cuanto la equivalencia de diferentes mercancías con respecto al intercambio, en un mercado local existe la información y es posible esta valoración.

Conociendo el mercado local, digamos que por ejemplo alguien es propietario de unas minas de arena, y en el entorno no hay otras, el podrá pedir lo que quiera por su arena dentro de los límites de que son sus vecinos y se deben mutua ayuda, tendrá que competir con el valor de sustitución de otro material y también tendrá que depender del poder local que en ese sector puede imponerle la venta a un precio razonable.

En esto es importante destacar que el valor está condicionado a que se considere al otro como a un semejante o que haya una autoridad local que obligue a tratar al otro como a un semejante.

En esas condiciones el valor de la mercancía local es el costo de producción. El costo de producción sería la conclusión de los clásicos como tú lo expones “la fuente y origen del valor de los bienes y servicios en el proceso de la producción”.

El costo de la mano de obra.

Este viene dado por lo que pide una persona para realizar un trabajo, esto lo hace en relación a su historia y a su conocimiento de lo que le pagan a otros por trabajos que el estima equivalentes. En esto ha ocurrido y sigue ocurriendo que alguien pide por su trabajo cantidades muchas veces mayores que lo usual y no consigue trabajo o acepta pagos inferiores que lo hace acarrear con el desprecio de los demás asalariados.

Lo esencial aquí es que él asigna el valor de su mano de obra y en segundo término que lo asigna dentro de su horizonte de conocimiento de acuerdo a su sistema de referencia local, usando la terminología de la física.

La paradoja de Milton Friedman

Esta diferencia en el sistema de referencia se ve expuesta por Milton Friedman, pero de un modo interesado en mostrar lo irracional en la economía de la actuación de los sindicatos. Ejemplifica Friedman lo que ocurre cuando una empresa de alta tecnología y productividad se instala en una región de baja productividad. Los sueldos de la empresa son mucho más altos que los Locales, pero en caso de existir sindicatos, este obliga a salarios mayores vía contrato colectivo. Lo que destaca Friedman en contra de los sindicatos es que muchas veces ha ocurrido que los sindicalistas cobran una prima por meter un obrero a trabajar. Lo que hay que dilucidar es el problema del sistema de referencia en la formación del costo de la mano de obra. Si no existiera el contrato colectivo, la empresa pagaría un salario inferior.

En este ejemplo vemos que el sistema de referencia existe y actúa en las relaciones de mercado. La economía política clásica no puede explicar este fenómeno de dos sistemas de referencia conviviendo y produciendo un desnivel de precios. Milton Friedman tampoco resuelve el problema tan solo lo usa como herramienta de propaganda para descalificar a los sindicatos.

La respuesta correcta es en este caso, que existe una plusvalía por los diferentes sujetos con sistemas de referencia, es decir el precio de la mercancía salario en el sistema local es más bajo, y en el sistema de referencia de la casa matriz es mayor, que al final tiene que ser definida ya sea todo para el empresario, todo para los obreros, o un punto intermedio y lo que no le gusta a Friedman, una alternativa en que aparece el sindicato cobrando una prima, es decir, el tercer actor.

Milton Friedman, plantea como idea principal de su libro, una revisión de la regulación del precio de los automóviles al final de la Segunda Guerra Mundial. Su posición es criticar las filas que se presentaron entre los aspirantes a comprar un automóvil. Los fabricantes se negaron a aumentar los precios, por varias razones, el hombre común americano era victorioso y ellos preferían pasar por debajo de la mesa. Se provocaron listas de compradores y luego se comenzaron a vender los puestos en la lista a los valores a lo que correspondería una relación de cantidad disponible vs precio. Friedman como el promotor del liberalismo económico afirma esto para criticar los controles de precios.

El automóvil es una mercancía que engloba miles de partes componentes. Cada una de ellas tiene un intervalo de precio que se acerca al costo de producción por las presiones de la competencia. En el momento en que hay escasez, los precios se pueden disparar hasta un máximo determinado por lo que el comprador está dispuesto a pagar. Es decir como el comprador evalúa el producto desde su punto de vista o sistema de referencia. Lo que revela Milton Friedman es su desconocimiento de la realidad de los valores de cambio de las mercancías. Los sistemas de referencia deben ser tomados en cuenta por los reguladores de la economía para no llevarse sorpresas y saber responder a ellas frente a tipos como Milton Friedman que llevan la sociedad hacia un despeñadero. En este ejemplo vemos que el sistema de referencia existe y actúa en las relaciones de mercado.

El sistema de referencia actúa también por medio de la existencia del poder político. En cada país existe una legislación laboral que corresponde a la historia de las interacciones en el medio laboral. Esto crea un costo diferencial para cada país y que puede ser asociado al sistema de referencia.

Un caso patético es el de la mudanza de las industrias del acero de Estados Unidos hacia China. Si vemos el sistema de referencia chino es diferente del americano, allá en un régimen marcado por el socialismo marxista, no hay entidades independientes o poderes independientes. Según Marx esos poderes independientes corresponden a la lucha de clases y existen para oprimir a una clase, en resultas, sin ningún poder que le haga peso al ejecutivo, los obreros no tienen a quien acudir. El Estado chino organizado demoniacamente en regiones separadas en el sistema Hou Kou, llegan a ser trabajadores ilegales en las zonas especiales, y allí trabajan largas jornadas de trabajo, con enfermedades profesionales y sin costos ambientales.

Lo que vemos aquí es el centro de la doctrina que expreso y es el papel determinante en la economía del sistema de referencia en la determinación del valor de cambio de las mercancías.

La ecuación de Marx W= C+V+P,

Si vemos esta ecuación a través del sistema de referencia local, podremos observar que el valor C contiene los insumos del proceso productivo, puede encerrar una plusvalía que se obtiene al comprar los insumos por debajo de su costo de mercado. Esto es un aporte del Gerente o empresario. El empresario venderá su producto al precio W pero ahora sus costos disminuyen por tener acceso a unos insumos de menor costo. Esto no es traído por los cabellos. Ocurre continuamente en las empresas. En algún momento Ford dejo de comprar acero a los fabricantes y puso sus altos hornos y luego llegó hasta adquirir unas concesiones de yacimientos de extracción de mineral de hierro.

Un obrero puede producir por un valor mayor o menor del salario que recibe, puede ser que el empresario no tenga otro que pueda ejercer ese trabajo y deba pagar más de lo que representa esa actividad o menos según un regateo. Sin embargo veamos el ejemplo que pone Engels en “la situación de la clase obrera en Inglaterra en 1844”, en su libro, la mayoría de los casos de explotación eran irlandeses y estos no tenían derechos, eran un estamento dominado. En este sentido no es una relación mercantil como la que discutimos anteriormente de C + V + P = W sino el V es un V’ determinado por el que habían dos clases de personas unas sin derechos y víctimas del maltrato y cuya mano de obra era de un costo inferior. En este caso la mano de obra está evaluada dentro de uno de los componentes que hablamos del sistema de referencia, el Estado y sus leyes. El mismo Engels refleja en ese trabajo la existencia de obreros bien pagados que es el caso normal de la sociedad mercantil, aunque Engels erradamente las llama “aristocracia obrera”. En realidad la aristocracia que si existía es la aristocracia inglesa que no solo tenía sometidos en Irlanda, sino en Asia y en particular en la India. La India era 10 veces más poblada que Inglaterra y además de suministrar mano de obra barata, también compraba a altos precios las mercaderías inglesas, es decir que genera una plusvalía que no está en la ecuación de Marx.

Plusvalía del sistema de referencia. En Venezuela se han instalado inmigrantes casi todos venidos del mediterráneo que se especializaban en vender textiles y otras mercancías en los lugares más remotos a precios de varias veces el valor de la mercancía en las grandes ciudades.

En la Venezuela a mediados del siglo XIX, Antonio Leocadio Guzmán escribe sobre las acumulaciones de capital que hacían los comerciantes ingleses y que se llevaban a su país de origen.

Y vemos que hacen una plusvalía que esta fuera de los costos C + V + P que se formó al vender la mercancía en la ciudad de origen. Esa plusvalía es la que me refiero cuando hablo del sistema de referencia del habitante de una región remota que paga por desconocimiento del precio de la mercancía y/o bajo un régimen de sometimiento político.

De lo anterior se ve que hay plusvalía en la adquisición de la mano de obra, cuando se emplea personas sometidas, en general inmigrantes, mujeres y niños o en el caso de los países socialistas marxistas, en los migrantes ilegales.

También se pueden adquirir insumos por debajo del precio local con lo cual se obtiene plusvalía.

Se obtiene plusvalía cuando se puede vender la mercancía por encima de su valor local en otros mercados y el sistema está organizado de tal manera que sobre países sometidos se les vende mercancía por encima de su valor en monopolios sustentados en la dominación política.

“en P está implícito el aporte intelectual del empresario”

Cuando se usa la palabra plusvalía, se quiere decir más valor ¿de qué valor?

Entre sus muchas acepciones, los que hablan de economía y el público general representan el hecho de que alguien compra a un precio y vende a otro y obtiene un valor que no creó, así lo reconoce Say quien es criticado acerbamente por Marx.

De acuerdo con eso el pago del empresario por su “trabajo intelectual” no puede ser contabilizado como plusvalía, ya que es un valor que corresponde a la actividad del empresario.

Adam Smith dice [1]

“el trabajo de inspección suele encomendarse a cierta persona que haga de capataz o sobrestante; los salarios que a esta persona se den son los que verdaderamente expresan el valor del trabajo que llaman de inspección, y aunque cuando se señalan estos salarios se atiende regularmente no solo a su trabajo y pericia, sino a la confianza que en él se deposita, nunca dicen proporción regular con el capital cuyo manejo se les ha confiado , y el dueño del fondo, aunque de este modo queda descargado del trabajo aquel, espera no obstante que sus ganancias se conmensuren a su caudal.”

En esta definición, Smith dice que el pago del encargado es por “el valor del trabajo que llaman de inspección” sin embargo más abajo dice que “nunca están en proporción regular con el capital cuyo manejo se les ha confiado” Aquí el problema queda establecido de la diferencia entre si el pago del encargado del capital está en proporción al capital o es según lo que el dueño del capital estime que hizo el responsable del capital invertido.

Como vemos Smith escoge lo que piensa el dueño del capital y no lo qué pensaría el encargado o en otro caos el encargado es el mismo dueño y él se remunera como quiera.

Esto es lo que pensaba Smith y luego es asumido por David Ricardo, y al final es tomado por Marx, para construir su edificio filosófico a partir de esta doctrina, que Marx asume como ciencia. Pero es susceptible de aplicarle la práctica marxista de preguntarse si esta afirmación de Smith Ricardo es motivada por los intereses de ellos. Claramente el caso de Ricardo adquiere una respuesta positiva: Ricardo era el prestamista de la Compañía East India y fue el que organizó el préstamo al gobierno de Inglaterra antes de la batalla de Waterloo. Sus intereses son puramente capitalistas y en contra del encargado de un capital y es decir en contra del empresario.

Chernichevsky, el economista ruso hace una crítica muy profunda de Smith y dice [2]

“La remuneración del trabajo debe, por lo tanto, ser estudiada en conexión con la distribución y no con la única referencia a la producción, como es hecho por la Escuela de Adam Smith”

El problema de la dualidad entre producción y mercado es reconocido por Chenichevsky como una limitación del desarrollo de Smith, sin embargo no aporta un modo de enfocar esta dualidad.

El método que proponemos aquí es de desentrañar la influencia del sistema de referencia, que permite ver la conexión y las diferencias entre la percepción del precio de las mercancías en dos mercados. Y de esa manera considerar al fin la unidad de producción y distribución.

El resultado más significativo y que tiene una trascendencia universal es que habiendo dos sistemas de referencia distintos para evaluar el precio de las mercancías, sobre la misma mercancía hay dos precios diferentes.

Al haber 2 precios la diferencia entre ellos representa una plusvalía y esa es la única definición que puede ser explicada de la plusvalía.

Volviendo a Chernichevsky este dice [3]

“Los males de las condiciones sociales presentes tienen sus raíces, de acuerdo a Chernichevsky, en el sistema existente, donde salarios son separados de los beneficios y la renta” “¿Por qué los salarios son bajos?” él contesta “Es porque los beneficios, cuando disociados de los salarios, tienden a bajarlos. Y viceversa, cualquier incremento en salarios reales disminuye los beneficios”

El sistema de dominación inglés, basado en los extranjeros derrotados que trabajan con sus salarios disociados del producto obtenido con ese trabajo, es el ejemplo que toman Smith, Ricardo y Marx y repetido por todos los esclavistas de América, la India, China es lo que se conoce como economía política “clásica”.

Esta economía política clásica fue usada como lo que se conoce como falsa conciencia para convencer a la sociedad que los obreros debían aceptar la explotación como lo natural, es decir la desconexión del salario del producto del trabajo.

Entonces la ecuación w = C + V + P no representa la realidad del comportamiento económico sino un intento fallido de representar la realidad de acuerdo a la metodología de la ciencia física del siglo XVIII y a los intereses Aristocracia Capitalista y de la Compañía Colonial East India. Eso es el marxismo.

 

 

 

[1] Smith, Adam, “La riqueza de las naciones, Tomo I”, Valladolid 1805, pag 88

[2] Turin,S.P.,”Nicholas Chernishevsky and John Stuart Mill”, The Slavonic and East European Review,Vol 9,N25,pp 29-33

[3] Turin,S.P.,”Nicholas Chernishevsky and John Stuart Mill”, The Slavonic and East European Review,Vol 9,N25,pp 29-33

Anuncios

Deja un comentario tu criterio es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s