Los 90 años de Fidel Castro


Fidel Castro, otro seguidor del socialismo marxista. Parecen diferentes, Lenin, Stalin, Mao, Kim il Sung, Ho Chi Ming, pero todos han terminado en llevar a sus pueblos a hambrunas, continua escasez.
Las tiranías que han sobrevivido últimamente se han acomodado con el imperialismo del cual pretenden diferenciarse, lo único que les queda de su crítica a lo que ellos llaman capitalismo es su negativa a los empresarios locales, la persecución a los que llaman “cuentapropistas”.

En Esta nueva etapa, el capitalismo que hasta los años 1970 había llegado a un cierto estancamiento,. encontró en los regímenes comunistas sin empresarios y sin ningún tipo de oposición, logra el “imperialismo”, esa inexacta definición del capitalismo, masas laborales compuestas por niños, adolescente y mujeres que expanden la producción hasta cantidades inimaginadas. China tiene ya largos 40 años con crecimiento interanual de hasta 2 dígitos y cuando llega al 8% causa alarma. No hay preocupación por salud laboral con tasas secretas de enfermedades laborales en aumento y en cuanto al ambiente, cero preocupación, procesos de bajo costo y mucha contaminación. Las grandes empresas norteamericanas se ven obligadas a producir en China bajo pena de quedarse pequeñas y limitadas frente a las que están establecidas y creciendo desmesuradamente en China. Las empresas mayores de Forbes todas tienen su mayores activos en China.
Entretanto en latinoamérica se producen las materias primas para alimentan a este gigante, que de paso les produce muy altas ganancias a las petroleras y mineras que también se asocian a este festín de explotación del ser humano.
Fidel Castro es el decano de esta desadaptada religión que condena los pueblos al hambre y los prepara para ser utilizados por los eficientes y prácticos capitalistas que saben aprovechar las oportunidades.
Fidel Castro como aportador de legitimidad revolucionaria a nuevos aspirantes a testaferros del capitalismo occidental tendría mucho futuro sino fuera por que la naturaleza le acorta su tiempo.
Cualquier mejora de la situación cubana pasa por el respeto a la propiedad privada, y una estructura de impuestos que favorezca la producción nacional y asociarse con las fuerzas progresistas de Estados Unidos que son las que le han permitido a Hispanoamérica tener algún respiro, como fue el caso de Carter cuando devolvió el canal de Panamá.

Esta nota se colocó en artículo de Yoani Sanchez en el link anterior

 

 

Anuncios

Deja un comentario tu criterio es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s