CAPÍTULO V. CÓMO EL HOMBRE PASA DE LA POBREZA Y LA ESCLAVITUD HACIA LA RIQUEZA Y LA LIBERTAD. (The Slave Trade )


“La doctrina de Malthus y Ricardo (y las leyes basadas en esa doctrina) tiende a hacer al trabajador esclavo del dueño del terreno o de otro tipo de capital; pero felizmente no tiene ningún fundamento en los hechos y por lo tanto las leyes naturales de la producción y distribución de la riqueza tienden no a la esclavitud, sino a la libertad.” H.Ch.Carey

THE SLAVE TRADE, Domestic and Foreign:
WHY IT EXISTS, AND HOW IT MAY BE EXTINGUISHED.
BY H. C. CAREY,
AUTHOR OF “PRINCIPLES OF POLITICAL ECONOMY,” “THE PAST, THE PRESENT,
AND THE FUTURE,” ETC. ETC.

PREFACIO.

Los temas abordados en las siguientes páginas son de gran importancia y especialmente a la gente de este país. Los puntos de vista presentados para su examen difieren ampliamente de lo generalmente aceptado, tanto en lo relativo a la causa del mal de la esclavitud como al modo de superarla; pero no se concluye necesariamente que no son correctos, como el lector puede fácilmente satisfacerse  reflexionando sobre el hecho, que hay escasamente una opinión de lo que ahora se le presenta, que no tiene, y en el período no muy lejano, ha sido considerado absolutamente como herético lo aquí expresado.  Al reflexionar sobre ellos y sobre los hechos sobre los cuales está cimentados, se requiere al lector tener en mente que estos últimos son, con muy pocas excepciones, de escritores que  sostienen puntos de vista directamente opuestos a los del autor de este volumen; y no por lo tanto sospechosos de cualquier exageración de los efectos perjudiciales del sistema aquí tratado como conduciendo a la esclavitud, o los beneficios resultantes aquí descritos que tienden a establecer perfecta y universal  libertad de pensamiento, expresión, acción y comercio.

Philadelphia, March, 1853.

 

 

CAPÍTULO V. CÓMO EL HOMBRE PASA DE LA POBREZA Y LA ESCLAVITUD HACIA LA RIQUEZA Y LA LIBERTAD.

El primer cultivador pobre está rodeado de tierras desocupadas. Mientras más tierra hay bajo su mando más pobre es. Está obligado a trabajar solo, es esclavo de sus necesidades, y no puede rodar ni levantar un tronco con el que construirse una casa. Él hace un agujero en el suelo, que le sirve en lugar de uno. Cultiva el suelo pobre de los cerros para obtener un poco de cereal, con el que apenas ganarse el suministro de alimentos derivados de trampas en sus alrededores. Sus suministros de invierno se depositan en otro agujero, expuesto a daños del agua que filtra por el claro en que sólo él puede penetrar. Él está en peligro a cada hora del hambre. A la larga, sin embargo sus hijos crecen. Combinan sus esfuerzos con él y ahora consiguen algo como un hacha y una pala. Puede hundirse más profundo en el suelo; cortar troncos y construir algo como una casa. Obtienen más maíz y más holgura, y puede conservarse mejor. Se disminuye el peligro de inanición. Ya no se ven obligados a depender para el combustible de la madera caída que su padre podía conseguir, están en menor peligro de perecer de frío en el terreno elevado que ocupan por necesidad. Con el crecimiento de la familia nuevos suelos se cultivan, cada sucesión dando una vuelta con más amplio trabajo, y obtienen una fuente creciente de los necessaries de la vida de una proporción de superficie menor para la cantidad de personas a ser alimentadas; y así con cada aumento en el rendimiento del trabajo se aumenta el poder de combinar sus esfuerzos.

Si miramos ahora hacia el colono solitario del oeste, incluso con hacha y pala, ya lo veremos obtener, con la dificultad extrema, la choza de troncos más comunes. Llega un vecino, y sus esfuerzos combinados producen una casa nueva con menos de la mitad del trabajo necesario para la primera. Ese vecino trae un caballo, y hace algo como un carro. El producto de su trabajo ahora es diez veces mayor que era el primer hombre trabajando por sí mismo. Más vecinos vienen, y se necesitan nuevas casas. Se hace una “abeja”, y por el esfuerzo combinado del barrio, la tercera casa se completa en un día; mientras que el primero costaba meses y semanas la segunda, de un esfuerzo mucho más grave. Estos nuevos vecinos han arado con caballos y ahora se cultivan los mejores suelos y el producto del trabajo se aumenta otra vez, como es el poder de preservar el superávit para el de invierno. El camino se convierte en una carrtera. Aumentan de los intercambios. La tienda hace su aparición. El trabajo es recompensado por mayores rendimientos, porque estan ayudados por la mejor maquinaria aplicada a los mejores suelos. La ciudad crece. Cada adición sucesiva a la población trae un productor y un consumidor. El zapatero desea cuero y maíz a cambio de sus zapatos. El herrero requiere combustible y alimentos, y el granjero quiere herraduras para sus caballos; y con la facilidad creciente de intercambio más trabajo se aplica a la producción, y la recompensa del trabajo se eleva, produciendo nuevos deseos y que requieren de más y mayores intercambios. La carretera se convierte en una autopista de peaje, y el carro y los caballos se ven en él. La ciudad se convierte en una ciudad, y mejores suelos se cultivan para el abastecimiento de los mercados, mientras que el ferrocarril facilita intercambios con pueblos y ciudades aún más distantes. La tendencia a la unión y combinación del esfuerzo crece así con el crecimiento de la riqueza. En un estado de extrema pobreza no se puede desarrollar. La insignificante tribu de salvajes que priva en el producto del suelo superficial de cientos de miles de hectáreas de tierra, mira con ojo celoso cada intruso, sabiendo que cada nueva boca que requiere ser alimentada tiende a aumentar la dificultad de obtener subsistencia; mientras que el agricultor se alegra en la llegada del herrero y el zapatero, porque vienen a comer en el lugar el maíz que hasta ahora ha llevado a diez, veinte o treinta millas al mercado, para el intercambio de los zapatos para él y sus caballos. Con cada nuevo consumidor de sus productos que llega se activa más y más para concentrar su acción y sus pensamientos sobre su casa, mientras que cada nueva llegada tiende a aumentar su capacidad de consumo de materias primas traen desde lejos, porque tiende a disminuir su necesidad para buscar a un mercado lejano para los productos de su granja. Dad a la tribu pobre las palas y el conocimiento de cómo usarlos, y el poder de la Asociación comenzará.  El suministro de alimentos cada vez más abundantes, saluda la llegada del extranjero que trae ropa para cambiarse y cuchillos por pieles y maíz; crece la riqueza y el hábito de asociación–surge el primer paso hacia la civilización–.

La pequeña tribu esta, sin embargo, obligada a ocupar las tierras más altas. Los inferiores son una masa de densos bosques y pantanos sombríos, mientras que a los pies de la colina corre un río, pero vadeable por cierto período del año. En la ladera, distante a unas millas, esta otra tribu; pero la comunicación entre ellos es difícil, porque río abajo hay todavía pendientes, y caminos no se pueden hacer, y puentes todavía ni se piensan. Población y riqueza, sin embargo, continúan aumentando, y las tierras inferiores entran gradualmente en cultivo, regresa al trabajo produciendo más y permitiendo a la tribu obtener fuentes más grandes de comida con menos esfuerzo y la mano de obra que sobra se  emplea para otros fines. Se hacen caminos en dirección a la orilla del río.

La población aumenta más rápidamente debido al suministro creciente de alimentos y el creciente poder de preservarlo, y la riqueza crece aún más rápidamente. Finalmente se llega a la orilla del río, y algunas de las mejores tierras están ahora despejadas. La población crece otra vez, y un nuevo elemento de riqueza aparece en forma de un puente; y ahora las dos pequeñas comunidades están habilitadas para comunicarse más libremente. Uno se regocija en la posesión un carretero, mientras que el otro tiene un molino de viento. Uno quiere carros y el otro con maíz para moler. Uno tiene paño de sobra, mientras que el otro tiene más piel de lo necesario para su propósito. Aumentan los intercambios y la pequeña ciudad crece debido a la mayor cantidad de comercio.

La riqueza crece aún más rápidamente, debido a nuevos modos de combinar los trabajos, porque todo se hace más productivo. Los caminos se hacen ahora en la dirección de otras comunidades, y el trabajo se realiza rápidamente, porque ahora se combinan los esfuerzos de los dos, y porque la maquinaria utilizada es más eficiente. Uno tras otro desaparecen bosques y pantanos que han ocupado las fértiles tierras, separa las comunidades de diez, veinte, cincuenta o quinientos, que ahora se traen en la conexión entre sí; y con cada paso el trabajo llega a ser más productivo y es recompensado con la mejor comida, ropa y refugio. El hambre y la enfermedad desaparecen, la vida se prolonga, se incrementa la población y con ello la tendencia a esa combinación de esfuerzos entre los individuos que componen estas comunidades, que es la característica distintiva de la civilización en todas las naciones y en todas las épocas del mundo. Con más aumento de población y riqueza, los deseos del hombre y su capacidad para satisfacerlos, ambos aumentan. La nación, así formada, tiene más maíz del que necesita; pero no tiene algodón, y su fuente de lana es insuficiente. La nación vecina tiene algodón y lana y necesita el maíz. Todavía están divididos, sin embargo, amplios bosques, profundos pantanos y ríos rápidos. Aumentos de la población y los grandes bosques y pantanos desaparecen, dando lugar a ricas granjas, a través del cuales amplios caminos se hacen, con puentes inmensos, lo que permite al comerciante para el transporte de su lana y su algodón para intercambiar con sus vecinos ricos ahora para sus excedentes maíz o azúcar. Las Naciones ahora combinan sus esfuerzos y riqueza crecen con rapidez aún mayor, facilitando el drenaje de los pantanos y trayendo así a la actividad de los suelos más ricos; mientras que las minas de carbón barato proporcionan el combustible para convertir la piedra caliza en cal y mineral de hierro en hachas y palas y en los carriles para los nuevos caminos necesarios para el transporte para comercializar los productos extensos de los suelos fértiles ahora en uso y para traer de vuelta los grandes suministros de azúcar, té, café y mil otros productos de tierras lejanas, con que el intercambio ahora existe. En cada paso de población y riqueza, la felicidad y la prosperidad, toman un nuevo límite; y los hombres se dan cuenta con dificultad del hecho de que el país, que ahora ofrece a decenas de millones todo lo necesario, confort, comodidades y lujos de la vida, es el mismo que, cuando la tierra superabundante fue ocupada por decenas de miles, suministró a un escaso número  los peores alimentos; tan escaso que las hambrunas eran frecuentes y a veces tan graves que el hambre fue seguido en su estela por pestilencia, que, en breves intervalos, barrió de la tierra la población de los pequeños y dispersos asentamientos entre los que la gente se vio obligada a dividirse cuando cultivaban sólo los pobres suelos de las colinas.

El curso de los acontecimientos que aquí se describe es estrictamente de acuerdo con los hechos observados en cada país que ha crecido en población y riqueza. Los primeros pobladores de todos los países del mundo se consideran haber sido esclavos de sus necesidades y a menudo esclavos de sus vecinos; Considerando que, con el aumento del número y el poder creciente de los cultivos, pasan de los suelos más pobres de los cerros a los suelos fértiles de los fondos del río y los humedales, con el constante aumento del rendimiento del trabajo y cada vez más poder para determinar por sí mismos para quien trabajará, y cuál será su recompensa.  Sin embargo, esta visión está en directa oposición a la teoría de la ocupación de la tierra, enseñada en la escuela político-económico de la cual fueron fundadores Malthus y Ricardo. Según ellos asumimos que el colono siempre comienza en las tierras bajas y ricas, y que, así como aumenta de la población, los hombres están obligados a pasar hacia las tierras más altas y las más pobres–y por supuesto a la colina arriba — constantemente disminuyendo el rendimiento del trabajo y así, a medida que crece la población, el hombre se convierte en más y más un esclavo a sus necesidades y de quienes tienen el poder para administrar a sus necesidades, lo que implica la necesidad para  dispersarse por todo el mundo en busca de las tierras ricas en que el colono temprano se supone comienza sus operaciones.  Es en referencia a esta teoría que el Sr. J. S. Mill dice:

“esta ley general de la industria agrícola es la propuesta más importante en economía política. Si la ley fuera diferente, casi todos los fenómenos de la producción y distribución de la riqueza sería otros distintos de  lo que son.”

Esta consideración así presentada por el Sr. Mill no es una exageración. La ley de la ocupación de la tierra por el hombre se encuentra en la base de toda economía política; y si deseamos saber qué es lo que tiende a la emancipación de los pueblos de la tierra de la esclavitud, debemos primero satisfacer nosotros mismos que la teoría de los Sres. Malthus y Ricardo no tiene ningún fundamento en los hechos, pero que la ley es directamente al revés y tiende, por lo tanto, hacia la adopción de medidas directamente opuestas a los que serían necesarias si fuera cierta la teoría.

La gran importancia de la pregunta excusará la ocupación de unos pocos minutos de la atención del lector en poner delante de él algunos datos tendiendo a satisfacerse en cuanto a la universalidad de la ley que ahora se ofrece para su consideración. Donde quiera que  investigue, él encontrará que los primeros ocupantes no comienzan en los llanos, o donde está pesadamente enmaderada la tierra, sino él comienza en las tierras más altas, donde la madera es más liviana, y el lugar de su casa está seco. Con el aumento de su capacidad, se encuentra drenando los pantanos, limpia la madera pesada, da vuelta encima de la arcilla, o la cal ardiente y adquiriendo control sobre suelos más fértiles, produciendo un constante aumento en el rendimiento del trabajo. Si quiere entonces trazar el curso delos primeros establecimientos, y encontrará que mientras que a menudo se ha seguido el curso de los arroyos, ha siempre evitado los pantanos y partes inferiores del río. Los primeros asentamientos de este país estaban en las tierras más pobres de la Unión, los de Nueva Inglaterra. Así lo fue en Nueva York, donde encontramos los ferrocarriles pasando por las tierras inferiores y más ricas y aún sin cultivar, mientras que las tierras superiores derecha e izquierdas han sido cultivadas. Es así que ahora en Pennsylvania, Virginia y Ohio. En Carolina del Sur se ha hecho objeto de observación, en un reciente discurso, que sus predecesores no hubieran seleccionado las tierras ricas, y que millones de hectáreas de las mejores tierras de Prado en ese Estado todavía permanecen intactas. El colono en las praderas comienza en las tierras más altas y secas, dejando la pradera mojada y el lodazal –el suelo más rico– para sus sucesores. Las tierras por debajo de la desembocadura del Ohio están entre los más ricos del mundo; sin embargo están desocupadas y seguirá así hasta que la riqueza y la población se hayan incrementado considerablemente. Es así ahora con las tierras bajas y ricas de México. Así lo fue en América del sur, el cultivo temprano estaba sobre las pobres tierras de la vertiente occidental, Perú y Chile, mientras que las ricas tierras del Amazonas y La Plata seguían siendo, como la mayoría de ellos siguen siendo, un desierto. En Indias del oeste, los islotes secos fueron tempranamente ocupados, mientras que Puerto Rico y Trinidad, abundante en suelos ricos, permanecieron intactos. Los primeros ocupantes de Inglaterra se encontraron en las tierras más pobres del centro y sur del Reino, como eran los de Escocia en las tierras altas, o en los islotes rocosos del canal. La Isla de Mona se cultivó mientras la rica tierra de los Lothians seguía siendo una masa casi intacta bosque y los pantanales de Lancashire fueron el terror de los viajeros mucho después que Hampshire había sido despejado y cultivado. Si el lector desea encontrar el lugar de nacimiento de rey Arturo y la primera sede del poder inglés, él debe mirar a los alrededores del real Castillo de Tintagel, en Cornualles alto y seco. Si desea otra evidencia del carácter de la tierra cultivada en el período cuando abundaba la tierra y los hombres eran pocos en número, puede encontrar en el hecho de que en algunas partes de Inglaterra allí es apenas una colina que no tienen evidencia de ocupación temprana, y en el hecho más los montículos o túmulos, son casi uniformemente compuesto de piedra, porque los monumentos “se encuentran con mayor frecuencia donde la piedra se obtuvo más fácilmente que la tierra. Cesar encontró que los galos ocupan las tierras altas alrededor de los Alpes, mientras que la rica Venecia permanecía un pantano. La ocupación de la Campagna siguió mucho tiempo después la de las colinas samnitas, y los colonos más tempranos del Peloponeso cultivaron la Arcadia alta y seca, mientras que las ciudades de los reyes de Argos de los días de Homero, Micenas y Tirinto, se encuentran en Argólida oriental, un país tan pobre que habían sido abandonadas antes de los días de la primera historia auténtica. La ocupación del país alrededor de Meroë y de la Tebaida mucho precedió a la de las tierras más bajas alrededor de Memphis, o los todavía más bajos y más ricos, cerca de Alejandría. El negro se encuentra en las porciones más altas de África, mientras que las ricas tierras a lo largo de los cursos del río están deshabitadas. Las pequeñas islas de Australia, pobres y secas, están ocupadas por una raza superando mucho en la civilización del continente vecino, con suelos ricos a su disposición.

La pobre Persia se cultiva, mientras que los ricos suelos de la antigua Babilonia son cabalgados sólo por dispersas hordas de ladrones. [24] Layard tuvo que buscar en las colinas cuando él quiso encontrar un pueblo en el país. Afganistán y Cachemira fueron ocupados temprano, y allí provinieron las personas que se movieron hacia los deltas del Ganges y el Indo, gran parte de los cuales sigue estando, después de tantos miles de años, en un estado de naturaleza. Mira donde puedas, es lo mismo. La tierra obedece la misma Ley grande y universal que gobierna la luz, energía y calor. El hombre que trabaja solo y tiene pobre maquinaria debe cultivar tierras pobres y debe contentarse el mismo con poca luz, poca energía, poco calor así como su alimento es obtenido a cambio de mucho trabajo; pero es otro el que trabaja en combinación con sus hombres como compañeros; mientras que con “el primero es ‘una criatura de necesidad’ –un esclavo–  y como tal es hombre universalmente considerado por el Sr. Ricardo y sus seguidores.” El segundo es ‘uno de poder’ –un hombre libre–, y como tal era considerado por Adam Smith, quien enseñó que los hombres que trabajan en combinación con los demás, mayor será la facilidad de obtención de alimentos y el resto de los necessaries y las comodidades de la vida, y mientras más ampliamente se separaron, menos sería el rendimiento del trabajo y el capital, y menor la potencia de la producción, como tiene que ser necesariamente el caso y enseña el sentido común de cada uno.

Ahora fácilmente veremos cuan perfectamente exacto fue el Sr. Mill en su afirmación de que, “si la ley fuera diferente, casi todos los fenómenos de la producción y distribución de la riqueza serían otro de lo que son.”

La doctrina de Malthus y Ricardo (y las leyes basadas en esa doctrina) tienden a hacer al trabajador esclavo del dueño del terreno o de otro tipo de capital; pero felizmente no tiene ningún fundamento en los hechos y por lo tanto las leyes naturales de la producción y distribución de la riqueza tienden no a la esclavitud, sino a la libertad.

Anuncios

Deja un comentario tu criterio es importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s