Notas a artículo de Pedro Campos “¡Cojan al ladrón!”        


http://www.diariodecuba.com/cuba/1520196504_37760.html#comment-358010

Después de un buen inicio sobre la corrupción analizando varias características del totalitarismo de los Castro como causantes de la corrupción, tiene un lamentable punto de aterrizaje cuando busca apoyarse en las fantasías de Marx sobre la historia hablando del “modo asiático”. No existió un “modo esclavista” de producción. La esclavitud estaba confinada a los bordes del mar mediterráneo y expandido por el comercio monopólico. Hoy tenemos esclavitud abierta todavía. Por ejemplo la escuela norteamericana de economía, representada por Henry Carey, ve la esclavitud como generada por la miseria y la escasez, en que la gente para no morir de hambre se vende. La esclavitud existió todo el siglo XIX legalmente aceptada y aún existe a veces abiertamente otras veces oculta. En la misma Grecia, en pleno periodo que Marx llama de esclavista, hay un dialogo de Sócrates expresado por Jenofonte, donde este le recomienda a un amigo montar un taller de tejido con las mujeres de  su familia que habían quedado viudas y que resultó competitivo contra los que en ese momento funcionaban con esclavos. ES decir que “la esclavitud” no fue un sistema evolutivo de la humanidad. Y el “sistema asiático” fue un parche frente a las críticas al fantasioso modelo histórico de  Marx.

Más adelante el Sr Campos nos habla de que el sistema asiático  “una casta de burócratas actuarían a manera de burguesía nombrada, encargada de explotar a los medios de producción propiedad del Estado”. En primer término la burguesía no explota los medios de producción. El burgués, contrario a lo dicho por Adam Smith, David Ricardo y Carlos Marx (SRM) produce una parte del valor de cambio y no explota a nadie. La explotación se debe buscar en  los monopolios, y el monopolio que en la época de Marx tenia Inglaterra sobre el comercio mundial y que SRM ocultan. Marx en el Manifiesto Comunista culpa a la burguesía de los asaltos que hizo la Aristocracia británica en todo el mundo para colonizarlo y establecer su monopolio del comercio. Esto en su momento fue denunciado por Henry Charles Carey (1793, 1879) y está realizado en la guerra de secesión que fue también contra los restos del colonialismo británico.

Campos hace luego un enrevesado discurso sobre lo que hace el castrismo, parece que en la cabeza tiene grabado el slogan “explotación=burguesía” y los “medios de producción” principal categoría histórica de la fantasía de Marx.

El error de Marx consiste en igualar los medios de producción con los medios materiales de producción. El “burgués” tiene en su persona un conocimiento, una experiencia y habilidad que es la parte fundamental del medio de producción, hoy en día distribuido en los gerentes, ingenieros y los obreros. Como lo muestra Carey, el obrero también acumula en experiencia y cuando se remunera su trabajo en justicia, logra acumular en experiencia o en estudios y superación y puede más adelante convertirse en cuentapropista, excepto en Cuba donde son perseguidos y cargados de impuestos.

La falla principal del régimen castrista es no remunerar al gerente, ni al obrero de acuerdo al producto de la fábrica, y esto por aplicar la fantasía marxista a la producción. Tiene  razón Campos cuando dice que el gerente roba y el obrero roba también. Al sobrevivir la empresa en las condiciones de no remuneración legal del empresario ni del obrero, ambos en justicia se remuneran ilegalmente, unos por corrupción otros por simple robo. Además el castrismo tiene amenazados a todos por actuar contra la ley, los puede detener como delincuentes.

El Sr. Campos habla del modelo neo-estalinista de los Castro. Simplemente no entiende lo que fue el estalinismo. Pero solo revela el desconocimiento de lo que ocurría en la URSS. Stalin, continuó lo establecido por Lenin en la Nueva Política Económica, es decir permitir a los empresarios conducir sus industrias, a los campesinos gestionar sus haciendas y con el cobro de un impuesto. Con Stalin el régimen de mentiras y falsedades se profundizó y se dio la batalla entre los “leninistas” con Stalin a la cabeza y los que querían aplicar el socialismo marxista, el resto del comité Central del PC URSS. Stalin triunfó, pero dio concesiones de forma a los comunistas “leninistas”. Aplicó la colectivización forzada, y otras medidas para derrotar a los que insistían en aplicar las medidas recomendadas en el Manifiesto Comunista, así se deshizo mediante torturas y fusilamiento del Comité Central del PC URSS y mandó a campos de trabajo forzado a los cuadros comunistas.

Entonces no se puede llamar estalinista  a los Castro. Estos se ponen más bien en la línea del derrotado CC del PC URSS, es decir en insistir en mantener el trabajo no remunerado ni al empresario ni al obrero.  Es decir, los Castro estarían más alineados con Trotsky, el carnicero de Kronstadt, y el resto de los líderes comunistas. Claro estos serían los Castro del principio, su permanencia en el poder los enseñó que para mantener la mentira del comunismo, se necesita hacer un comercio, y lo hacen vendiéndole a los cubanos más caras las mercancías de todo el mundo y vendiendo afuera la mano de obra barata cubana. En este sentido reproducen las medidas del colonialismo en general. La única explicación que haya podido permanecer en el poder tanto tiempo un sistema que no permite  sus ciudadanos producir son las ayudas que recibió el régimen de los Castro del exterior.

 

Los comentarios serán moderados

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.