Nota a un artículo de Myriam Leyva en su blog «Reconciliación Cubana»


myriam Leyva
Los emprendedores cubanos y los obreros cubanos están pagando lo que escribió Carlos Marx en «El Capital». Todos los males de su tiempo, la explotación colonial y las crisis económicas, fueron cargados sobre el empresario, .

Marx recibió esas ideas de David Ricardo, el prestamista de la compañía colonial East India, cómplice en las hambrunas de la India que mataron a decena de millones y del contrabando de opio que causó degeneración y muerte en China.

Las críticas de Marx y Engels contra el empresario se refieren a hechos como expropiación y el desplazamiento del pueblo irlandés por los aristócratas y comerciantes ingleses. Londres se llenó de refugiados indigentes empujados por la aristocracia colonial y que fueron ayudados por los ingleses comunes, emprendedores, muchas veces de escasos recursos.

Así Marx contribuye a librar a la clase depredadora capitalista colonial inglesa de sus culpas y crímenes.

El traslado de la culpa al emprendedor ha tenido una trascendencia al ser envuelto en la filosofía y una teoría que le fue muy útil para salvar a la clase criminal y depredadora aristocrática inglesa de la reprobación mundial.

Un elemento que refuerza la falsa especificación de Marx es su tesis de la correspondencia entre lo que se hace y la consciencia. Según Ricardo y luego Marx, el empresario no produce valor de cambio, para Ricardo el estaba defendiendo los intereses de los comerciantes internacionales rutinario que pagaban lo menos posible a los productores ingleses. La plusvalía, la única que existe está en el comercio internacional y resulta de los monopolios. Así esta falsa idea de lo no productivo del empresario lleva a suponer que tiene una consciencia de depredador de parásito, desarrollando un odio visceral contra el empresario. Esa idea es definida entre los seguidores de Marx como la definitoria de la «conciencia de clase», que le es inoculada a todo el pueblo cubano a través del sistema educativo hasta las universidades y determinante en la escalación de puestos en el ejército, la burocracia y las empresas.

Así se puede entender lo que relata la periodista Myriam Leyva cuando relata la postración de la economía cubana cuyas empresas son gestionadas sin empresarios.

El otro elemento que influye en el mal desempeño en Cuba es la especificación de Ricardo que el valor producido no depende de lo pagado al obrero, es decir que al obrero se le paga según lo que necesita y no según lo que hace. Se desconecta el resultado de la producción del interés y la motivación del productor también del nivel del asalariado. En esto Marx repite lo que dice Ricardo y le dedica muchas páginas de «El Capital».

Demás esta decir que la especificación de Ricardo, corresponde a la esclavitud a que estaban sometidos todos los pueblos del mundo bajo la hegemonía de la aristocracia capitalista británica

El estudio de Myriam Leyva muestra ejemplos de cómo esto evita la producción en Cuba.

https://reconciliacioncubana.wordpress.com/2018/09/10/las-incongruencias-del-sistema-cubano/