El marxismo aplica las prácticas del monopolio comercial británico y se obtienen resultados semejantes


Según el marxismo, los empresarios no producen valor de cambio, tal como lo especifica Adam Smith para el encargado de un capital, que dice que debe conformarse con lo que les pagan por las diligencias efectivamente hechas y no se le paga según el capital encomendado. En esto representa una plantación en un país dominado y bajo el monopolio comercial de Inglaterra y no representa las empresas exitosas de Inglaterra y Europa.

Marx asume esas ideas y dice que el empresario, si cobra según el capital que maneja es un parásito o un ladrón. En la versión vernácula cubana del socialismo eso se vuelve que el empresario es un gusano.

Esto no es así y cuando alguien invierte un capital, lo hace para obtener un beneficio proporcional lo invertido. Así en la plena libertad el empresario logra mejorar el producto de su empresa y enriquecer a toda la sociedad.
Igual vale para el gerente a quien los dueños del capital le reconocen una remuneración acorde con el capital encomendado. Estadísticas dicen que en promedio reciben un 4% del capital como remuneración.

En Cuba al no permitir que el que garantiza que la empresa produzca sea pagado, la empresa se estanca y si produce algo es porque el gerente se remunera por otros caminos, generalmente en connivencia con sus jefes.

Según la biografía de David Ricardo, él era el prestamista de la compañía del monopolio comercial East India.

La teoría de David Ricardo era el regateo de la aristocracia comercial contra los empresarios ingleses y de cualquier parte donde los que monopolizan el comercio quieren pagar lo más bajo posible y después vender en los países dominados a valor de reposición.
La otra pata de la productividad es la remuneración de los obreros. Según Smith y Ricardo, que después es copiado por Marx, al obrero se le paga según lo que necesita y no según lo que produce. Esta es un falso testimonio de estos beneficiarios de la compañía East Indias que monopolizaba el comercio en los dominios ingleses. Si vemos otros teóricos de la economía como Charles Babbage, los obreros son remunerados de acuerdo a lo que producen y no como dicen Smith, Ricardo y Marx.

Los comunistas de acuerdo a esto quieren pagar a los obreros suministrándole comida y vestido sin relacionar el trabajo con lo que se produce. Así queda definido todo el sistema de distribución cubano de los necesseries. Y el fracaso del sistema productivo.

El fracaso de Cuba y su apariencia como un muladar no es exclusivo de los comunistas, puesto que el sistema de no remuneración también fue aplicado por las autoridades militares británicas en la India que acabaron con la producción en ese país que antes había sido próspero y quedó convertido en lo que es hoy.
En esto, la coincidencia de los resultados de la aplicación del marxismo es consistente con sus orígenes en acuerdo con los directores de las políticas de dominio militar y monopolio comercial británico.

Es bueno recordar que a partir de la independencia de España, las naciones americanas quedaron bajo el control británico lo que explica su ausencia de desarrollo y la miseria endémica de la región.

La permanencia del marxismo en Cuba es una auto aplicación del dominio militar británico.

Los comentarios serán moderados

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.