Capitalismo «A» y Capitalismo «B»


Dicen por alli que

«Sistemas como el de Cuba primero tienen que convertirse en capitalista para poder producir y después es que pueden . mejorarse. »

Esa dicotomía no es real, «el capitalismo» tiene dos significados diferentes. El primero es la producción local de mercancías o producción de mercancías regidas por el mismo sistema de valores de cambio. En este sistema impera la justicia basada en último término en el intercambio de equivalentes, de donde surgen los sistemas de medición. Este sistema viene funcionando desde la antigüedad, había mercados en el lago Titicaca desde miles de años atrás, igual para toda el Asia y Europa antiguas.

Esto es lo que Ferdinand Braudel llama capitalismo tipo A.

El capitalismo depredativo es el que se forma del comercio a largas distancias y el ultramarino. Este capitalismo se caracteriza por el monopolio del comercio mediante el control de las rutas de navegación, alcabalas e impuestos. Este capitalismo se basa en el poder con el cual se controla la via de comunicación o la extracción de la materia prima o directamente se le imponen pagos a los productores mediante la fuerza. Esto es lo que Ferdinand Braudel llama capitalismo tipo B. En este caso la ley del valor se modifica por el capitalista que comercia entre zonas se aprovecha en primer lugar del desconocimiento del valor de las mercancías en dos zonas diferentes , con lo que el valor ,que se define como el costo de reposición queda atado a lo máximo que están dispuestos a pagar en un sitio por la mercancía del otro lugar. Este capitalismo está representado por las continuas guerras y la esclavitud. Este capitalismo se monta sobre el capitalismo local democrático y justiciero, quitándole lo democrático y lo justiciero dentro las limitaciones que presenta la producción, que el productor reclama el producto de su trabajo y es un límite que no puede superar el capitalismo depredador, guerrero y esclavista.

China y la India tenían un capitalismo local, regido por unos gobiernos que se ocupaban de las obras públicas y ayudaban al productor local a fin de engrandecer su reino. Después que son dominados por Inglaterra, son usados como proveedores de mercancía para el comercio internacional y reciben un ataque a sus instituciones, la justicia es degradada por el invasor y son victimas del trafico de drogas, China es victima de la guerra del opio, y así se convierten en los esclavos ideales para el capitalismo depredador o capitalismo tipo «B» definido por Braudel. Sus instituciones son degradadas y por último sus artesanos textiles que durante mil años habían vestido a gente del mundo entero, son esclavizados y para 1800 la India dejo de producir textiles y empezó a recibirlos importados de los comerciantes ingleses.

Los ingleses para justificar sus crímenes, crearon doctrinas como la de Malthus que decía que las hambrunas se debían a una cierta desproporción entre el crecimiento de la población y el crecimiento de la producción de alimentos. La mayor hambruna con millones de muertos de hambre se debió a que los ingleses ordenaron la siembra de opio en los terrenos mas fértiles que dejaron de producir alimentos. Ese mismo opio que después obligaban a China a aceptar y que degradó al civilizado pueblo chino. Esto podría asociarse también con el neoliberalismo actual , que prescribe las hambrunas como obligatorias desde el FMI. En directo carteo con Malthus estaba ese otro demonio David Ricardo, que teorizó que le formación de los precios o ley del valor de una mercancía, decía que se tasaba según lo que necesitaban los productores para vivir. Es decir falsificó el hecho de que el intercambio de mercancías implica que los productores regatean sus precios y no aceptan un pago que no represente tanto el tiempo como la habilidad puesta en hacer la mercancía. Ricardo dice que solo lo que necesita el obrero para vivir se representa en el valor de la mercancía. lo que representa Ricardo es una imagen ideal de un sistema esclavista, donde para el dueño del esclavo el costo de la mercancía se resuelve en lo que come y el techo y el vestido del esclavo. Así Ricardo propala otra mentira para tapar otro aspecto del negocio del monopolio comercial ingles, completando lo que dijo Malthus para justificar las hambrunas.

Lo sorprendente de todo es que lo que dijo Ricardo para justificar la política de esclavización aplicada por la compañía del monopolio del comercio inglés East India, lo asume Carlos Marx como la vía de crear una nueva sociedad «sin clases» y «sin explotación». Marx escribe mas de mil paginas en el primer tomo del capital, justificando de las mas diversas maneras la tesis esclavista de David Ricardo. Marx expone en su obeso libro que es una composición sinfónica de variaciones sobre la tesis esclavista de Ricardo. De Marx se podría decir que sufrió del síndrome de Estocolmo generado por el terror del militarismo inglés.

Los marxistas, cuando por muchas razones acceden al poder vienen a reproducir las tesis esclavistas aplicadas por Inglaterra en la India, Irlanda y por doquier gobernaban. Y no es casualidad que se producen hambrunas en los países gobernados según las tesis marxistas o el socialismo marxista. Son comparables los muertos de hambre en la URSS, China comunista, Corea del Norte, Cuba con La India, Irlanda y otras menos conocidas pero no menos mortales.

Ahora estamos en condiciones de responder al comentarista que dice que «Sistemas como el de Cuba primero tienen que convertirse en capitalista» . En realidad el sistema cubano obliga a todo el mundo a trabajar según el sistema esclavista aplicado por Inglaterra en la India e Irlanda, con su escasez y miseria agobiante. O sea en Cuba existe un sistema capitalista «tipo B» según Braudel. Ya Cuba es un sistema capitalista del tipo depredador, y esclavista. Tal como el neo liberalismo con el cual coincide en los resultados.

La salida sería un sistema capitalista tipo A, con intercambio de equivalentes según el producto creado por cada productor ya sea en empresas privadas o empresas del Estado. Este sistema solo florece con la justicia en el intercambio de equivalentes y la justicia requiere las garantías que brinda la ciudadanía para cada productor. Y la justicia en el intercambio requiere de ciudadanos que cumplan su palabra, ya sea escrita o no. Además los hechos de propiedad son públicos y tan antiguos como lo expresa la Biblia cuando exige testigos para autenticar contratos y ventas. En una sociedad con muchos habitantes lo público requiere de la prensa

Un cambio tiene que venir

Los comentarios serán moderados

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.