La revolución copernicana.


Nicolas copernico

(Respuesta al profesor Isaias Covarrubias Marquina del grupo google Que hacer )

Mucha gente sigue proclamando la revolución copernicana cuando esta ya no tiene la correspondencia con los hechos que pudo tener cuando se ignoraban los experimentos de  Michelson Morley (M-M) y la relatividad de Einstein y Poincare. No debería hacer falta decirlo pero trato de resumir los resultados de esos experimentos.

M-M midió la velocidad de la luz a las 12 am y a las 12 pm buscando encontrar algún cambio que representara el movimiento terrestre con respecto a  lo que  se consideraba el «éter».  El cambio que buscaban M-M era que a las 12m la tierra gira en la misma dirección que el movimiento de la Eclíptica y a las 12 pm va en la misma dirección pero en sentido contrario, o sea que debía manifestarse de alguna manera el movimiento que demuestra  Copérnico, en un caso se suman las velocidades y en el otro se restan.

Al principio tuvo que afinar su experimento porque la velocidad de la luz de 300.000 km /s tiene que ser medida a una exactitud de aproximadamente 1 km/seg o una precisión de 6 dígitos. Al final logró su objetivo y observó que no había cambio , la velocidad de la luz era igual a las 12 am que a las 12 pm. Su experimento lo afinó y extendió pero en todas direcciones daba el mismo resultado, la luz ni se entera del movimiento proclamado por Copérnico y base para la filosofía desde Kant y el muy grande número de masticadores de sus teorías.

Con el comenzó del siglo XX se inicia una revolución que no ha sido asumida por la intelectualidad sumida en su materialismo obsoleto.

La muy criticada iglesia católica que  seguía sosteniendo las tesis de la tierra fija, tan vapuleada por el giro copernicano aún tampoco ha asumido el cambio que trajo la relatividad y los otros cambios por la cuántica, el principio de incertidumbre de Heissenberg, la solución de la cuántica que es en palabras de Feynman «si usted cree que sabe lo que es la cuántica no sabe lo que es la cuántica». La desigualdad de Bell nos presenta un espacio que no existe para las partículas «enredadas» y este hecho ya se está utilizando en comunicaciones y para usos militares.

Los católicos han practicado la comunicación con Dios y  con  el mundo espiritual considerando el cielo arriba y el infierno abajo y por supuesto la tierra fija.

Otro elemento importante a considerar son las consecuencias que sacan los materialistas de su mundo con desplazamientos de todo. Nietszche , en su libro  la Genealogía de la Moral , parte como el profesor Covarrubias del mismo giro copernicano y llega a decir que si la tierra está en un confín del universo que sigue moviéndose ,» para que ser  honesto. «

Entonces vemos que la tierra fija es un elemento de soporte de la moral pública, y los que abandonan este punto están en la posibilidad de aceptar o practicar cualquier conducta. La jerarquía católica, como pastores de su rebaño trataron de evitar esa salida que negaba los hechos espirituales y amenazaba destruir la moral.
El mundo espiritual donde no hay tiempo ni espacio, ha sido experimentado por la humanidad acompañando al hombre en todas sus evoluciones y  puede ser aceptado si se conocen esos hechos de la relatividad del espacio y del tiempo.

Sistemas mundo, Wallerstein, Marx

Antes que Wallerstein está Ferdinand Braudel, quien formula el problema del capitalismo tipo A y el capitalismo tipo B, en uno los productores locales intercambian sus productos en base a la ley del valor y en el tipo «B», los comerciantes a larga distancia se adelantan al mercado y compran para la venta en regiones lejanas. Aunque Braudel no lo dice, yo si digo que en otros países el valor de los productos es diferente  y se crea un diferencial de precios que resulta en una ganancia gratuita, que ademas como ganancia fácil genera conductas depredadoras. Estas ganancias son el objeto de los grupos que detentan poder mundial y que promueven el libre comercio. Braudel descubre que los capitalistas tipo B son pocos y acumulan mucha ganancia y se entienden con las autoridades directamente. Para mi Wallerstein desvía las consecuencia de los estudios de Braudel.

Marx es solidario con el poder internacional negando las ganancias del capitalismo tipo B y lo podemos representar aquí
C. Marx escribe “Los grandes economistas como Smith y Ricardo,… cuando tratan especialmente de él (Capital mercantil), como hace Ricardo al estudiar el comercio exterior, intentan demostrar que no crea valor (ni tampoco por consiguiente plusvalía.) Y lo que rige para el comercio internacional, rige también para el comercio interior.” El Capital, K. Marx, Tomo III, Fondo de Cultura Económica, 1972, Quinta reimpresión, p. 314

Es decir Marx simplemente reproduce la idea de que en el comercio internacional (el capitalismo tipo B) no hay plusvalía..

Los comentarios serán moderados

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.