Dos notas sobre el capitalismo


El imperio inglés practicó desde el siglo XVI la dominación en el comercio de la manufactura, mientras relegaba a las colonias y a los dominados a la producción de materias primas. Esta doctrina inglesa fue expresada en el libro de Thomas Mun sobre el comercio exterior, el cual originalmente fue un documento secreto para el rey de Inglaterra y que luego fue publicado después de la muerte de Mun.

El quid de la cuestión fue el monopolio del comercio marítimo que permitía vender a precio reposición y de comprar al costo de producción. Esa ganancia la permitía el dominio del comercio. Sigue leyendo

Anuncios

La confusión de Wallerstein con China


Wallerstein tiene una intoxicación con los sistemas mundo y el marxismo. Lo que él llama el capitalismo no es el capitalismo. Las empresas que trabajan para un mercado local o una extensión local del mercado no son capitalistas. Capitalismo es lo que Braudel llama mercado tipo B, que realiza su ganancia fuera del mercado. El capitalismo tiene el problema que esas ganancias a la larga se pierden porque el conocimiento de las condiciones de los mercados llegan a ser descubiertas. El otro problema es que la ganancia tipo “B” que dice Braudel, es una ganancia fácil es una ganancia que no tiene que ver con un trabajo realizado, sino que proviene de los diferentes sistemas de referencia en distintos mercados para medir el precio de la mercancía. Al ser ganancia fácil, provoca conductas depredatorias, ejércitos guerras, armadas. Estas conductas a lo largo del tiempo crean ejércitos y estados guerreristas., como lo fue Venecia, como lo es Inglaterra y ahora Estados Unidos. Sigue leyendo

Presentación de dos capítulos del libro “El Tráfico de Esclavos” de Henry Charles Carey.


“La importancia de la crítica de Carey a Ricardo se aumenta si sabemos que Carlos Marx asume las tesis pesimistas de Ricardo, hablando del pauperismo de la clase obrera, sin nombrar que fue causado por las prácticas coloniales inglesas”

Sigue leyendo

CAPÍTULO V. CÓMO EL HOMBRE PASA DE LA POBREZA Y LA ESCLAVITUD HACIA LA RIQUEZA Y LA LIBERTAD. (The Slave Trade )


“La doctrina de Malthus y Ricardo (y las leyes basadas en esa doctrina) tiende a hacer al trabajador esclavo del dueño del terreno o de otro tipo de capital; pero felizmente no tiene ningún fundamento en los hechos y por lo tanto las leyes naturales de la producción y distribución de la riqueza tienden no a la esclavitud, sino a la libertad.” H.Ch.Carey

Sigue leyendo

CAREY Y DOS DE SUS CRÍTICOS RECIENTES, EUGEN V. BOHM-BAWERK Y ALFRED MARSHALL.


Por HENRY CAREY BAIRD.

Traducción de Roberto Viera

{Leido delante de American Philosophical Society, 20 de Noviember de 1891.)

Permitaseme, esta noche, llamar  su atención a un breve examen de las críticas recientes a Carey por dos economistas, uno austríaco, el otro inglés. Aunque estos dos escritores tratan el problema económico, cada uno desde un punto de vista totalmente diferente, uno esta tan remotamente alejado de una apreciación de la verdad como el otro; y además, no reconocen lo que constituye el gran principio fundamental en el sistema de Carey, han ambos dejado su posición imbatida, como de hecho es imbatible. El austriaco es Bohm-Bawerk, profesor honorario de economía política en la Universidad de Viena; el inglés, Alfred Marshall, profesor de economía política en la Universidad de Cambridge. Sigue leyendo

Comentario a tesis de Gustavo Esteva sobre las luchas actuales


Muy adaptado a los hechos últimos en el globo. Sin embargo insiste en los conceptos del marxismo. Marx calificaba al capitalismo como la empresa y decía que obtenía la ganancia de una tasa de ganancia. Esto es una gran falsedad.

Desde su nacimiento el capitalismo fueron corporaciones armadas que dominaron el comercio como monopolio, partiendo del desarrollo de China y la India. Los capitalistas nunca tuvieron empresas, sino en primer lugar monopolizaron el comercio de la India y China para Europa y así construyeron sus capitales, siempre dependiendo de ese dominio. Nada que ver con la fantasía de Marx de la Acumulación Originaria. Sigue leyendo

La libertad de expresión


 

 
La libertad de expresión es función de los emprendedores o empresarios, que necesitan que se verifique la equivalencia de mercancías, que se ventilen los precios, que funcione el mercado que depende del libre flujo de la información.

Braudel distinguió dos tipos de industriales y/o comerciantes. Los que trabajan con la competencia y los que buscan su ganancia en el no cumplimiento de la competencia, es decir estos últimos no dependen del mercado y se refugian en el comercio internacional donde no hay transparencia y cuando tiende a existir, ellos contribuyen o influyen para que disminuya y así mantener su ingresos monopólicos.

Sigue leyendo

La mercancía


Por Roberto Viera,

Los marxistas condenan el mercantilismo, pero lo hacen de acuerdo a la aristocracia financiera que habló a través de Adam Smith.

La mercancía o el intercambio de equivalentes transforma las relaciones locales en relaciones potencialmente universales y expande el intercambio. Esa es la primera ventaja de la mercancía que permite la expansión del hombre, al poder intercambiar con muchos y que crece en la medida en que por efecto de la misma mercancía, se expande el intercambio.
Sigue leyendo

Notas sobre el neoliberalismo


Dice un comentarista “el neoliberalismo nueva fase del capitalismo”. Con que facilidad se crean leyes y principios de la nada. Antes fue “el imperialismo fase superior del capitalismo” y otras distorsiones por el estilo, claro lo que dijo Lenin tenía muchas cifras y recuentos para explicarlo.

El capitalismo siempre fue de propaganda liberal económica desde los que proclamaban el Laissez-faire. Ahora el neo liberalismo cuyo mayor exponente es Milton Friedman propuso y proclamó la apertura de mercados y comercio libre para todos los países y eliminación de los controles y regulaciones.

Sigue leyendo

Notas al artículo “La alternativa al socialismo: una economía solidaria de mercado”


Lo primero es ubicar la situación económica en su contexto político. El “milagro chileno” se inscribe en la misma línea del milagro japonés o del milagro europeo.
Pero mientras Europa y Japón desarrollaron la industria o renovaron una industria ya existente, en Chile se produjeron con éxito materias primas. Claro esto es un éxito si lo comparamos con la ominosa dictadura cubana que no deja formarse una agricultura o industria cubana.