Presentación de dos capítulos del libro “El Tráfico de Esclavos” de Henry Charles Carey.


“La importancia de la crítica de Carey a Ricardo se aumenta si sabemos que Carlos Marx asume las tesis pesimistas de Ricardo, hablando del pauperismo de la clase obrera, sin nombrar que fue causado por las prácticas coloniales inglesas”

Sigue leyendo

Anuncios

CAPÍTULO V. CÓMO EL HOMBRE PASA DE LA POBREZA Y LA ESCLAVITUD HACIA LA RIQUEZA Y LA LIBERTAD. (The Slave Trade )


“La doctrina de Malthus y Ricardo (y las leyes basadas en esa doctrina) tiende a hacer al trabajador esclavo del dueño del terreno o de otro tipo de capital; pero felizmente no tiene ningún fundamento en los hechos y por lo tanto las leyes naturales de la producción y distribución de la riqueza tienden no a la esclavitud, sino a la libertad.” H.Ch.Carey

Sigue leyendo

CAREY Y DOS DE SUS CRÍTICOS RECIENTES, EUGEN V. BOHM-BAWERK Y ALFRED MARSHALL.


Por HENRY CAREY BAIRD.

Traducción de Roberto Viera

{Leido delante de American Philosophical Society, 20 de Noviember de 1891.)

Permitaseme, esta noche, llamar  su atención a un breve examen de las críticas recientes a Carey por dos economistas, uno austríaco, el otro inglés. Aunque estos dos escritores tratan el problema económico, cada uno desde un punto de vista totalmente diferente, uno esta tan remotamente alejado de una apreciación de la verdad como el otro; y además, no reconocen lo que constituye el gran principio fundamental en el sistema de Carey, han ambos dejado su posición imbatida, como de hecho es imbatible. El austriaco es Bohm-Bawerk, profesor honorario de economía política en la Universidad de Viena; el inglés, Alfred Marshall, profesor de economía política en la Universidad de Cambridge. Sigue leyendo

La esclavitud comunista


Se confirma la imposibilidad de los marxistas para actuar de manera que la producción se desarrolle. Después de 50 años de fracasos, no se puede esperar nada bueno.

El error básico de los marxistas es atribuir al empresario los males del capitalismo. Ellos niegan que todas las situaciones de explotación y de malestar en los últimos 300 años fueron producto del dominio colonial y del monopolio del comercio por la Aristocracia financiera y colonial Inglesa y su posterior mudanza a Estados Unidos en el siglo XX. Sigue leyendo

El legado de Fidel Castro. Cosas veredes Sancho.


Hispanoamérica siempre fue manipulada por los traficantes de esclavos y los comerciantes que monopolizaron desde Inglaterra el comercio  de esta parte del mundo. Tan temprano como en 1713 cuando adquirieron el asiento de esclavos o privilegio de traer los esclavos a las colonias hispanas, lo que les redondeó este comercio que ya tenían con Brasil y con lo que hoy es Estados Unidos.

Estos grupos se hicieron fuertes en Estados Unidos a través de la banca con nombres como Rockefeller , Morgan, Goldman &Sachs. Con el siglo XX se posicionan en petróleo, hierro, níquel en Cuba y siguen monopolizando el comercio de manufacturas mientras estos países participan con materias primas.

Fidel Castro insurge contra esta realidad, pero guiado por el marxismo, que no  reconoce el papel  exclusivo de estos grupos monopolistas en el malestar de nuestros países, sino que según el marxismo culpa a los empresarios locales de los males de esta caterva de esclavistas. Sigue leyendo

Comentario a tesis de Gustavo Esteva sobre las luchas actuales


Muy adaptado a los hechos últimos en el globo. Sin embargo insiste en los conceptos del marxismo. Marx calificaba al capitalismo como la empresa y decía que obtenía la ganancia de una tasa de ganancia. Esto es una gran falsedad.

Desde su nacimiento el capitalismo fueron corporaciones armadas que dominaron el comercio como monopolio, partiendo del desarrollo de China y la India. Los capitalistas nunca tuvieron empresas, sino en primer lugar monopolizaron el comercio de la India y China para Europa y así construyeron sus capitales, siempre dependiendo de ese dominio. Nada que ver con la fantasía de Marx de la Acumulación Originaria. Sigue leyendo

La libertad de expresión


 

 
La libertad de expresión es función de los emprendedores o empresarios, que necesitan que se verifique la equivalencia de mercancías, que se ventilen los precios, que funcione el mercado que depende del libre flujo de la información.

Braudel distinguió dos tipos de industriales y/o comerciantes. Los que trabajan con la competencia y los que buscan su ganancia en el no cumplimiento de la competencia, es decir estos últimos no dependen del mercado y se refugian en el comercio internacional donde no hay transparencia y cuando tiende a existir, ellos contribuyen o influyen para que disminuya y así mantener su ingresos monopólicos.

Sigue leyendo

La mercancía


Por Roberto Viera,

Los marxistas condenan el mercantilismo, pero lo hacen de acuerdo a la aristocracia financiera que habló a través de Adam Smith.

La mercancía o el intercambio de equivalentes transforma las relaciones locales en relaciones potencialmente universales y expande el intercambio. Esa es la primera ventaja de la mercancía que permite la expansión del hombre, al poder intercambiar con muchos y que crece en la medida en que por efecto de la misma mercancía, se expande el intercambio.
Sigue leyendo

Notas al artículo “La alternativa al socialismo: una economía solidaria de mercado”


Lo primero es ubicar la situación económica en su contexto político. El “milagro chileno” se inscribe en la misma línea del milagro japonés o del milagro europeo.
Pero mientras Europa y Japón desarrollaron la industria o renovaron una industria ya existente, en Chile se produjeron con éxito materias primas. Claro esto es un éxito si lo comparamos con la ominosa dictadura cubana que no deja formarse una agricultura o industria cubana.

El Partido Comunista Cubano descubre la Propiedad privada.


El PCC cubano está ante un dilema, abrir la producción al empresario para alcanzar una sociedad como las del norte de Europa y tener al menos alguna satisfacción después de 50 años de penurias.

Pero tiene un peso de millones de toneladas, y mucho mas, de muertos de hambre y necesidades: la doctrina marxista.

Marx dijo como si fuera el summun de la ciencia que el empresario es capitalista, significando con esto que el empresario trabaja por el dinero y para ganar dinero.

La base de esto es denigrar del empresario diciendo que es un parásito y un explotador.

Lo que no dijo Marx es que el empresario es titular de una parte de lo que se gana con la división del trabajo. Es decir que una labor multiplicada por varias labores especializadas, y mas elementales y sencillas, en la cual concurren trabajadores y máquinas , una parte de ese producto es asignable en justicia a quien organiza ese trabajo. Por eso el empresario no es un parásito.

Sigue leyendo