Nota a un discurso de Salvador Allende


Muy sentido discurso de Salvador Allende, pero con un trasfondo perverso, condena al productor privado de esos hechos. Las condiciones de Chile, al igual que de toda iberoamérica ya quedaron selladas desde la independencia, pequeños países bajo el monopolio del comercio inglés , reforzado por la intimidante amenaza bélica,así, de hecho, quedó suprimida la manufactura en un mundo crecientemente interrelacionado y dependiendo cada persona de la manufactura.

Los discurseadores marxistas hunden a sus países culpando a los actores privados. El marxismo adicionalmente representa un sistema productivo privado irreal donde al obrero se le está pagando según lo que necesita para la prosperidad que se vive en los países desarrollados. Es decir que el marxismo específica que la alta productividad se está logrando con obreros remunerados según sus necesidades y no como realmente es que los obreros de los países con alta producción y consumo son pagados de acuerdo a lo que producen, es decir que el que produce más, recibe más.

Esto crea dificultades adicionales a la manufactura local, ademas de las creadas por el monopolio comercial inglés y de los herederos de la dominación inglesa. Las dificultades creadas por los marxistas a su propio pueblo no se limitan a esto sino que además de desviar la atención del problema real, se dedican a dividir al pueblo en clases sociales más allá de las manipulaciones de las inducidas por el monopolio comercial extranjero.

La verdadera cara de Marx


Por Francisco Roberto Viera  (c)Todos los derechos reservados

El discurso de Marx se engloba en una serie teorías económicas y políticas para favorecer a la dominación inglesa sobre la mayoría de los países del mundo de su época. Primero estuvo David Ricardo y Malthus, como bien lo señala Henry Carey, ellos representan una imagen pesimista del mundo, posiblemente originada en su ateísmo, y dice Malthus que la comida no va a alcanzar y todo termina en hambrunas. Luego Ricardo formula su teoría de los rendimientos decrecientes de la tierra  para que sus discípulos como Mills asuman ese rendimiento decreciente a todo capital. Y por último Marx lo formula como la tesis de la tasa decreciente de ganancia. Carey critica limpiamente esas teorías en varias de sus obras, en particular el «Slave Trade».

También constata Carey que los rendimientos decrecientes en la agricultura corresponden a las áreas agrícolas sometidas al monopolio inglés, que trabajan con monocultivo y un mercado monopolizado desde Inglaterra que lleva los productos agrícolas hasta el nivel en que el agricultor no puede acumular y tiene que vivir en la miseria.

Sigue leyendo

OTRAS PERSPECTIVAS SOBRE LAS RESTRICCIONES Y EXIGENCIAS DE ESTADOS UNIDOS, PUGNAS ENTRE MULTINACIONALES


 

Por Selene Sanchez

Las industrias y productores locales de USA confían en que Trump les protegerá, es la promesa que él les ha hecho en su discurso nacionalista.
Trump ha amenazado con salir de los tratados de libre comercio y ha exigido que suban los salarios en México para que las empresas estadounidenses que fabrican en ese país, se vean obligadas a subir los precios de sus productos en EUA otra de sus medidas es subir los aranceles a las transnacionales estadounidenses que producen fuera del país con mano de obra esclava, ya que hacen competencia desleal a las industrias locales estadounidenses, lo que podría llamarse DUMPING, pero a pesar de su discurso y las restricciones que hace a las multinacionales, hay quienes piensan en EEUU que Trump es otra ficha de las del poder financiero internacional y que la fanfarronería de Trump anti-librecomercio y algunas de sus medidas son solo un engaño. (como Chávez)

Actualmente en Venezuela ha disminuido dramáticamente el sueldo en dólares, y para no caer en debates sobre cuál precio del dólar es el real, hablemos del dólar oficial y como dice este vídeo «Un pobre es igual a un voto» y yo digo «un pobre es igual a un individuo esclavizable»

Sigue leyendo

Dos notas sobre el capitalismo


El imperio inglés practicó desde el siglo XVI la dominación en el comercio de la manufactura, mientras relegaba a las colonias y a los dominados a la producción de materias primas. Esta doctrina inglesa fue expresada en el libro de Thomas Mun sobre el comercio exterior, el cual originalmente fue un documento secreto para el rey de Inglaterra y que luego fue publicado después de la muerte de Mun.

El quid de la cuestión fue el monopolio del comercio marítimo que permitía vender a precio reposición y de comprar al costo de producción. Esa ganancia la permitía el dominio del comercio. Sigue leyendo

Respuesta a uno que cree en el proletariado y la lucha de clases


ESTAS COMPLETAMENTE EQUIVOCADO, es justamente lo contrario. El proletariado como fuerza no existe, lo que decía Engels de las clases obreras de Inglaterra en 1844 se refería a los irlandeses desplazados por la Aristocracia inglesa de sus tierras y la opresión era la colonial inglesa. Igual la plusvalía la sacaba la Aristocracia de Inglaterra de la India y China, en 1800 Inglaterra tenia 10 millones de habitantes y la India 190 millones. El Manifiesto Comunista falsea toda la realidad, habla de que la burguesía abre mercados con lo barato de la mercancía. Esto es falso. Primero Inglaterra hizo lo que todos los dominadores anteriores de la india. la producción de la exquisita artesanía India de telas y manufacturas la mercadeaban en Europa y el mundo y sacaban ganancias. La India tenia superior producción. Luego en el siglo XIX que los ingleses empiezan a producir telas, ellos a sangre y opresión militar destruyen la artesanía hindú y comienzan a exportar telas a la india. Sigue leyendo

EL PODER MUNDIAL


 

El «poder mundial» no es un ente único, sino la resultante de varios poderes nacionales unas veces en pugna otras en cooperación.

Ademas de los distintos Estados, existe una clase capitalista que se beneficia del comercio internacional, en primer término por que las mercancías no tienen el mismo valor en distintos países. Esto por varias razones culturales, nivel de división del trabajo en cada país, costumbres de trabajo, y otros. El comerciante internacional vive de estas diferencias y se apropia de un valor que no ha trabajado ni producido. Un ejemplo de esto es el intercambio de espejos por oro. El espejo vale muy poco para el visitante nuevo, mientras que el oro tiene un gran valor. Para el aborigen el oro el lo obtiene a la orilla del rio y tiene poco valor pero el espejo es un objeto misterioso. Sigue leyendo